Sunday, July 09, 2006

Memorias de la lucha libre


Por Miguel Jiménez Cornielle

Hace unos días leí los comentarios que hacia Mijail Peralta en la revista El Bureo a propósito de la visita al país de los luchadores de la WWE. Mijail mencionaba las experiencias de su niñez relacionadas con esta diversión, porque creo que mas que un deporte es un entretenimiento.

El artículo de Mijail me hizo también transportarme a mi niñez y recordar la época dorada de lucha libre en nuestro país. La lucha libre ocupo un lugar privilegiado para toda una generación donde todavía no existía el cable, el Internet, ni los videojuegos. Los narradores Silvio Paulino y Alberto Tamares tenían un slogan que repetían hasta el cansancio que decía “saltos mortales, hombres por los aires, esto es la lucha libre, el deporte mas famoso del mundo y el preferido por las damas”, luego de este preámbulo la pantalla chica se llenaba del colorido de las diferentes cuadras de luchadores, los rudos contra los técnicos, las luchas en pareja, El hombre lobo y la bella zalua contra los broncos y el puma, Mazambula y el Vampiro Cao, contra Jack Veneno y su hijo Rafi Sánchez.

Jack Veneno era nuestro “campeón de la bolita del mundo” que siempre estaba dispuesto a arriesgar su faja de campeón contra la mascara o cabellera de los contrarios, los malos.

También se destacaron luchadores como Mil Mascaras, Astroman, Relámpago Hernández (la gallina), el Espartaco, el campeoncito Rey Namur y otros nombres que se me escapan, sin dejar de mencionar luchadores extranjeros que nos visitaban como Rick Flair, Memo Díaz, Blue Demond y el mas famoso de todos los luchadores El Santo, el enmascarado de plata, que filmó varias películas y hasta tenia paquitos (comics). Cuando fui a Guanajuato, México, al ver las momias no deje de recordar la famosa película El Santo contra las Momias de Guanajuato.

El nirvana de mi realización como fanático de la lucha libre llegó un día en que los novios de mis primas mayores, Diógenes y Radhames me llevaron con ellos a ver una lucha en vivo, en el teatro Atenas, un cine al aire libre que quedaba en la Caracas con Duarte, frente al parque Enriquillo, fueron los días en que Jack comenzaba su estrellato, estrenaba la maquinita, que consistía en dar vueltas al brazo y luego golpear al atacante, también aplicó la famosa polémica, el cuatro al brazo, el body slam y un sin numero de patadas voladoras.

Cuando entré a la universidad me asignaron como deporte el Judo y pude comprobar que algunas de las técnicas de la lucha libre provenían de este arte marcial, que el tai otoshi, el iza guruma y el osoto gari ya los había aplicado en el patio del colegio cuando hacíamos competencias en recreo.

A veces, cuando navego con el control remoto frente al televisor y veo un programa de lucha libre, me detengo unos minutos a ver quienes son los héroes del momento, Hulk Hogan, la Roca (the Rock) o cualquier otro, no importa, nunca igualarán a los ídolos de mi infancia.

1 Comments:

Blogger Pedro said...

Que buenos recuerdos me trajo este Post. Mi papá me llevaba todos los domingos al parque Maria Eugenio de Hostos, pero lo mas impactante era el ver llegar al cuadrilatero a los Broncos embarrados de Aceite. aunque lo que nunca entendí fue porque en la television los broncos luchaban con mascara negra y en vivo luchaban con mascara blanca. anexo el link al website de nuestro idolo Jack Veneno: http://www.jackveneno.com/
y tambien la descripcion en wikipedia del mismo: http://es.wikipedia.org/wiki/Jack_Veneno

4:11 AM  

Post a Comment

<< Home